Cargando...

El Ochavo de Prádena está compuesto por las localidades de Casla, Castroserna de Abajo, Castroserna de Arriba, La Nava, Prádena, Santa Marta del Cerro, Torrecilla, Valdesaz, Valleruela de Sepúlveda, Ventosilla y Tejadilla – Casas Altas y Villafranca.

Las muestras de civilización humana más antiguas se pueden visitar en el yacimiento arqueológico de la Cueva de los Enebralejos, localizado en Prádena, con pinturas rupestres de la época calcolítica, una cueva kárstica de estalactitas y estalagmitas y una reproducción de un poblado prehistórico de hace más de 4.000 años. De la época romana destacan restos de calzadas en Ventosilla y Tejadilla, Castroserna de Abajo y Prádena. Destaca el Castillo del Condado de Castilnovo, de origen árabe (siglos ocho al diez), presenta arcos románicos (siglos once al trece) y en su interior pueden visitarse museos de la cultura hispano mexicana. Del arte románico (siglos XII y XIII) destacan las iglesias de Castroserna de Abajo, Castroserna de Arriba, Santa Marta del Cerro, Valdesaz y Ventosilla y Tejadilla, con pilas bautismales de gran valor. Como patrimonio etnográfico, son numerosos los potros de herrar que están bien conservados, además de fuentes públicas, palomares y fraguas.

Desde el punto de vista medioambiental, destaca el Parque Natural de la Sierra Norte de Guadarrama, localizándose en los municipios de Prádena, Casla y Ventosilla y Tejadilla. Cruza este espacio natural la Cañada Real Soriana Occidental, utilizada antaño por ganaderías para la trashumancia y actualmente reconvertida en un Camino Natural donde se puede hacer senderismo. En la parte alta de la sierra predominan masas arboladas de pino silvestre y roble, que en invierno están cubiertas de nieve. En la parte baja de la sierra abundan prados aprovechados por ganado bovino y separados por ancestrales vallados de piedra. Un enclave muy valioso es el Acebal de Prádena, una de las masas de acebo más meridionales de Europa. En invierno el acebo muestra sus frutos de color rojo que hacen contraste con sus hojas verdes perennes, formando una preciosa estampa invernal. Al respecto, el Ayuntamiento de Prádena ha creado la marca de Garantía “Acebo de Prádena – Segovia” y sus vecinos, en el mes de diciembre, organizan un mercadillo donde elaboran y venden centros florales de acebo. También están presentes la Zona de Especial Conservación Sabinares de Somosierra y el ámbito de aplicación del Águila Imperial Ibérica. La Sierra de Guadarrama presenta una de las mayores poblaciones de Águila Imperial Ibérica, especie endémica peninsular en peligro de extinción, la cual vuela por estos parajes. Por su parte, los páramos calizos de los municipios de Prádena, Casla y Ventosilla y Tejadilla albergan bosques de sabina de gran valor medioambiental, por la presencia de numerosas sabinas centenarias, también presentes en el resto de municipios del ochavo de Prádena; incluso el Ayuntamiento de Castroserna de Abajo ha declarado árboles singulares a varias de estas sabinas centenarias. También son frecuentes los bosques de encina y enebro. Los valles de los ríos Caslilla y San Juan forman importantes cortados en el terreno con numerosas cuevas y oquedades, que son aprovechadas por muchos animales para criar, como es el caso del buitre leonado, el cual tiene importantes colonias en las localidades de Castroserna de Arriba, Castroserna de Abajo y Valdesaz.

En relación de a la etnografía, destacan bailes y danzas ancestrales, que normalmente se celebran en las romerías de las fiestas patronales, al son de dulzaina y tamboril, con típicos trajes de segoviana en las jotas y de danzante en los paloteos. Sobresalen los bailes de paloteo de Castroserna de Abajo el último fin de semana de septiembre y el encuentro anual de dulzainas que se celebra en Casla en noviembre. La trashumancia condicionó antaño la vida de los habitantes de esta zona, quedando reflejada en tradiciones como la “Cencerrada de San Andrés”, que se celebra cada 30 de noviembre en Prádena, que rememora la marcha de los pastores trashumantes; o en la gastronomía popular, como las migas pastoriles y la caldereta de cordero, plato típico de las comidas populares. El segundo fin de semana de mayo, coincidiendo con sus fiestas patronales, se celebra en Condado de Castilnovo, una concentración de rehalas de caza y una feria de artesanía. Las localidades de Castroserna de Abajo, Castroserna de Arriba y Ventosilla y Tejadilla realizan una festividad compartida: cada 16 de agosto se celebra San Roque en la ermita de su nombre, localizada en la ribera del río San Juan y cada año de forma alternativa la organiza uno de estos pueblos. Son comunes en casi todos los pueblos la celebración de la fiesta de las Águedas en torno al cinco de  febrero, la fiesta de San Isidro Labrador, las fiestas de Carnaval, la fiesta de la matanza del cerdo en invierno, juegos tradicionales (bolos, chito, rana y petanca) y hacenderas (trabajos de los vecinos en beneficio del pueblo seguidos de una comida a la que invita el Ayuntamiento).

Casla

Destacar en este municipio la zona de la sierra, al ubicarse Casla en el piedemonte de la Sierra de Guadarrama, perteneciendo al Parque Natural de la Sierra de Guadarrama.

Castroserna de Abajo

Se encuentra en un recodo del estrecho valle del río San Juan, en un terreno calizo en el que abundan cortados y oquedades, donde encuentran su refugio varias parejas de Buitres Leonados, muy abundantes en la zona por la orografía de ésta.

Nava del Condado

La Nava es uno de los cuatro barrios que componen el término municipal de Condado de Castilnovo. Se encuentra dentro de la campiña (cereales, girasoles, etc…), cerca del borde del Macizo de Sepúlveda.

Prádena

En Prádena se puedeel Parque Arqueológico de la Cueva de los Enebralejos, en donde se pueden contemplar, a lo largo de 500 metros de recorrido, las pinturas rupestres grabadas en las paredes de la caverna e incluso impresiones de huellas de animales prehistóricos.

Santa Marta del Cerro

Es un pueblo de tradición cerealista, por ello, en su entorno destacan los campos de cultivo y a orillas del río Caslilla el ya mencionado bosque de ribera, compuesto, por álamos, chopos, sauces, etc.

Valdesaz

Valdesaz es un pequeño pueblo situado en las proximidades del valle del río San Juan a solo dos kilómetros de Villafranca.

¿Quieres saber más?

Navega por el mapa y descubre

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar